BlancaRosaGil.com

Sources:
1-Wilfredo Cancio Isla, "Blanca Rosa Gil - El Alma Que Canta", Radio Television Marti, August 26, 2017
https://www.radiotelevisionmarti.com/a/entrevista-cantante-cubana-blanca-rosa-gil-alma-que-canta/151662.html
2-Jorge Luis González Suárez, "Blanca Rosa Gil: la muñequita que canta", Cubanet, August 26. 2021
https://www.cubanet.org/opiniones/blanca-rosa-gil-la-munequita-que-canta/
3-Arturo Arias-Polo, Una Leyenda del Bolero", El Blog de Tania Quintero, Sunday, October 31, 2010
http://taniaquintero.blogspot.com/2010/10/blanca-rosa-gil-una-leyenda-del-bolero.html

Biografía

Su niñez

Blanca Rosa Gil nació en un pequeño pueblo llamado Perico en Matanzas, Cuba el 26 de agosto de 1937. Era la menor de 10 hijos, nacida en una pequeña casa en Fresneda Número 2. La familia despues se mudo para un barrio de La Habana llamado El Naranjito. Ella creció en una familia musical y casi todos en la casa cantaban bien. Su padre era tenor y su madre mezzosoprano. De los 10 niños, todos menos los tres mayores cantaban. Como Blanca Rosa bromearía más tarde que sus "hermanos mayores Francisco, Reglo y Roberto ni siquiera podían cantar en la ducha. Todos los demás niños fueron bendecidos por Dios con hermosas voces”. Su hermano Pedro fue el primero en cantar públicamente, ya que cantaba con la gran banda local del pueblo llamada Orquesta Casino Deportivo en Perico. A la edad de cinco años, Blanca Rosa era el centro de atracción de la familia, ya que estaba dispuesta a actuar y cantar para cualquiera que la escuchara. Más tarde, ella y sus dos hermanas, Rita y Mercedes, comenzaron a presentarse en eventos escolares. Tanto Rita como Mercedes tendrían después carreras como cantantes, aunque no al nivel internacional de Blanca Rosa. Rita actuó frecuentemente en La Habana, Cuba y Mercedes en Miami, Florida.



Se muda a Caracas, Venezuela

Blanca Rosa tenía familia que vivía en Caracas, Venezuela y visitaban a Cuba con frecuencia. Su prima Katy Rentería había adquirido cierta fama como bailarina del Ballet Folklórico de Venezuela. Su prima Katy le preguntó a los padres de Blanca Rosa si permitirían que su hija la acompañara a ella y a sus padres en la gira porque se sentía muy sola. Los padres de Blanca Rosa accedieron y a los 15 años Blanca Rosa se dirigía a Caracas con sus familiares. Su primer viaje en avión la aterrorizó (lo que quizás le impidió regresar antes a Cuba). Aproximadamente un mes después de estar en Caracas, su prima Katy celebra su cumpleaños con una fiesta que incluyó a varias personalidades del espectáculo entre sus invitados. Arístides Borrego, un empresario de televisión, escuchó a Blanca Rosa cantar en la cocina mientras preparaba bocaditos para los invitados. Inmediatamente preguntó quién era ella y si estaría dispuesta a cantar en la televisión. Cuando le dijeron que era menor de edad, respondió que tenía un programa infantil en el que ella podía actuar llamado Humo y Fantasía. Con el consuelo de su prima Katy, Blanca Rosa acepto la invitación. Fijaron una fecha en este momento en que ella pueda ir a una prueba en el estudio de Televisa, una compañía de televisión en Venezuela. Poco después de Blanca Rosa llegar al estudio, le pidieron que eligiera la canción que quería cantar para su prueba. Blanca Rosa le preguntó al pianista si podía tocar “Reloj” de Roberto Cantoral. Debido a su desempeño en la prueba, está programada para actuar en el programa de televisión y, sin el conocimiento de la joven de 15 años, se lanzó su carrera.



En un par de años, cuando tenía entre 17 y 18 años, comenzó a cantar en el Plaza Cabaret, un club nocturno popular en Caracas. Una noche, Gaspar Pumarejo, un conocido productor cubano y uno de los fundadores de la televisión en Cuba, estaba de visita en Venezuela y casualmente estaba en el club nocturno la noche en que actuaba Blanca Rosa Gil. Quedó muy impresionado por la capacidad de canto de esta joven. Cuando le dijeron que ella era cubana, inmediatamente pidió que trajeran a hablar con él después de su actuación. Pensó que era extraño que una cantante cubana tan talentosa fuera una desconocida en su propio país. Ante su insistencia, ella accede a regresar a Cuba.



Regresa a Cuba

Pumarejo regresa a Cuba y en poco tiempo le envía a Blanca Rosa un boleto de avión para que pueda regresar a su país natal. Blanca Rosa Gil llega a La Habana, Cuba en 1957 y pronto firma contrato con Pumarejo. Inmediatamente comienza a programarla para actuar en programas de radio y televisión. La hizo catalogar como “Blanca Rosa Gil – La muñequita que canta”, la “muñequita que canta”, en referencia a su poca edad y su tamaño diminuto. Era común verla en televisión y luego escucharla en el programa de radio “Show de las 7p.m.” transmitido por Radio Progreso. Hizo apariciones y cantó en todos los programas populares de la televisión cubana: Casino de la Alegría, Jueves de Partagás, Show de Shows y El Show de Alfonso Arau, todos transmitidos por CMQ Televisión. Pronto se convirtió en un elemento básico en el Alí Bar, el cabaret más popular en aquel momento y de casualidad el propietario era su cuñado, Alipio García.



Registros para el sello Modiner y Rosy

Su primer sencillo, "Romance Azul" con "Qué se yo" en la cara “B”, fue grabado con la Orquesta de Osvaldo Estívil para el sello Panart. En 1959, Nilo Gómez, fundador del recién creado sello Modiner, se labró una reputación en poco tiempo por apostar a grabar las voces jóvenes que se asentaban en la escena cabaretera cubana. Blanca Rosa pronto siguió con un segundo sencillo "Ya no estás" con "No me vendo" en el lado "B" grabado con la Orquesta de Moisés Alfonso para el sello Modiner. Estos dos primeros sencillos no generaron mucha emoción a pesar de su creciente popularidad en el escenario de los cabarets. Su tercer sencillo, "Sombras", la convirtió en una sensación a nivel nacional. A Blanca Rosa le gustaban con frecuencia las letras de las canciones compuestas originalmente para diferentes estilos, como los tangos. Desde la década de los cincuentas era común que los boleristas cantaran los tangos en tiempo de bolero. Blanca Rosa seleccionaba canciones que le gustaban líricamente y con la ayuda del director de orquesta adaptaban la canción a un estilo de bolero. Su primer éxito "Sombras" fue originalmente un "pasillo" colombiano de Carlos Brito y Rosario Sansores. Tanto en “Sombras” como en la otra cara “Besos de fuego” estuvo acompañada por la Orquesta de Severino Ramos. Una década antes de esta época, las máquinas de discos (victrolas automáticas) habían comenzado a ser muy populares en la isla de Cuba. Se ha informado con frecuencia que Blanca Rosa se benefició enormemente de la exposición proporcionada por estas máquinas que reproducían grabaciones de 45 rpm. Blanca Rosa grabó un total de seis sencillos en el sello Modiner (12 canciones incluyendo la cara opuesta). A fines de 1959, el sello los compiló en un LP de 33 1/2 rpm titulado Canta: Sombras, Modiner 1002. Ella rápidamente grabó suficiente material para un segundo LP, pero solo se lanzaron 3 sencillos antes de que la isla de Cuba cayera bajo el liderazgo comunista y todo se detuvo abruptamente. Los 3 sencillos lanzados, "Cristal", "Pero vete lejos" y "Una tarde cualquiera" fueron grandes éxitos para el cantante a finales de 1960. Muchas de estas canciones habían sido cantadas por otros antes con poco éxito. No hay duda de que los arreglos de Severino Ramos, que fueron pesados ​​en las introducciones solistas de trompeta, encajaban perfectamente con el estilo vocal dramático de Blanca Rosa. Ella cantó estas líneas cargadas de emociones con una dicción perfecta y sus interpretaciones estaban puntuada con actitud. Aunque era obvio que la ya establecida Olga Guillot era una influencia, Gil llevó el drama aún más lejos. Ella era la nueva cantante estrella en el vecindario y su presencia en el escenario y su entrega eran perfectas para la escena de un club nocturno tropical lleno de romance.



Escapa la Revolución Comunista Cubana

Blanca Rosa Gil no estaba a favor de los cambios revolucionarios que se estaban produciendo en Cuba bajo Fidel Castro y con la excusa de una gira mexicana pendiente, huyó a su país con las copias maestras de su próximo segundo disco. Se cree que las portadas del LP ya estaban imprimidas en Cuba para el lanzamiento del segundo álbum bajo el sello Rosy, pero no está claro si algún vinilo para el segundo disco fue imprimido en la isla. En las ediciones iniciales en México el disco estaba tituladoLa muñequita que canta, CI-1019, bajo el sello Cisne/Rosy. El sencillo “Cristal” fue número uno en el Hit Parade venezolano durante 5 meses. Obtuvo 3 discos de oro por sus sencillos “Sombras” y “Cristal” y fue considerada la mejor cantante de Cuba del año 1961. Futuras reediciones del LP fueron retituladas Cristal, pero aún seguiría apareciendo el título "La muñequita que canta" en algún lugar de la portada.



En México por 2 años

En México, Blanca Rosa pronto comienza a grabar con la Orquesta Memo Salamanca para el sello discográfico Peerless. Pronto tuvo otro sencillo exitoso en 1962 con "Aquel Rosario Blanco" que consolido su popularidad entre el público mexicano. La canción había sido lanzada previamente en Cuba por Amelita Frades. Eventualmente, todos sus sencillos en el sello Peerless fueron compilados en un LP del mismo nombre, Aquel Rosario Blanco, LD-698. Con sus éxitos recientes en México, Venezuela, Colombia, Puerto Rico y Miami, Blanca Rosa continuó grabando y actuando en todo el centro y sur de América y México. Para su próximo disco Bajo las Luces de México para el sello ECO No. 208 (subsidiario del sello Peerless), vuelve a utilizar la Orquesta Memo Salamanca con algunos temas grabados con la Orquesta Sergio Pérez. Durante sus breves años en México, recibió varias propuestas para aparecer en películas, pero nunca pareció mostrar un interés significativo en la actuación.



Se muda a Miami, Florida por 9 años

Los cubanos que huían del gobierno comunista recién establecido en Cuba, frecuentemente se reubicaban en México, España, Puerto Rico y Nueva York, pero en ningún lado existían más cubanos exilado que en el sur de la Florida de los Estados Unidos. Miami era considerado "el exilio" cubano. La popular ciudad del sur de Florida era visitada con frecuencia por cubanos antes de la revolución y estaba a poco más de 90 millas de Cuba. Era natural que Blanca Rosa finalmente se sintiera atraída por la ciudad ahora poblada por sus compatriotas. Después de unos dos años en México, se muda a Miami, Florida y viviría allí durante unos 9 años. Rápidamente comenzó a actuar y grabar en Miami. Su primer LP en los Estados Unidos lo grabaría para el sello Maype en 1964, titulado La Triunfadora de Cuba, (Maype US-141). El sello Bravo obtuvo la licencia de este álbum y cada cara se lanzó como un volumen diferente. Blanca Rosa Gil - Volumen I fue lanzado con canciones Blanca Rosa en el lado A y una canción solamente en el lado B. Las cuatro canciones restantes en el lado B fueron interpretadas por Nancy Álvarez, otra cantante cubana menos conocida de la misma época. De manera similar, Blanca Rosa Gil - Volumen II se lanzó con Blanca Rosa en el lado A y una canción en el lado B. Nuevamente, las cuatro canciones restantes en el lado B fueron interpretadas por Sita del Rey, también, otra cantante cubana menos conocida. Esta fue probablemente una estrategia de ventas para que el comprador volteara el álbum para escuchar la canción restante de Blanca Rosa e invariablemente quedar expuesto la artista menos conocida en las siguientes canciones. Fue por esta época, casada ya por unos años con Francisco García, que tuvo a su hija que llevaría su nombre, Blanca Rosa.



Grabaciones para el sello Velvet

Blanca Rosa Gil permanecería en Miami durante casi una década y durante la mayor parte de ese tiempo grabó exclusivamente para el sello discográfico Velvet. Durante su permanencia en el sello, grabó 12 LP para el sello y utilizó la Orquesta Porfi Jiménez para la mayoría de esas grabaciones. Sus primeros dos álbumes para el sello Velvet, La Cancionera Internacional (Velvet 1302), Voz y Estilo de La Única... (Velvet 1317), produjeron modestos éxitos radiales, pero "Hambre" la canción principal de su tercer álbum del mismo nombre, Hambre (Velvet 1332) produjo un gran éxito internacional en 1966. El lanzamiento del segundo sencillo del álbum, "Amor Gitano (Mal Pago)", continuó aún más el impulso del álbum. Sus lanzamientos en el sello Velvet continuaron hasta mediados de la década de 1970, En Su Momento... (Velvet 1346) en 1966, Dueña Y Señora De La Canción (Velvet 1365) en 1968, El Alma Que Canta (Velvet 1374), Tú Me Hiciste Mujer (Velvet 1382), Yo Soy La Buena (Velvet 1397), Estos Ojos, Estas Manos (Velvet 1409), Pecado mental (Velvet 1419), El Sentimiento Hecho Bolero (Velvet 1429) y Su Majestad (Velvet 1443). La mayoría de estos álbumes produjeron uno o dos éxitos de radio exitosos para la cantante.



Es en este momento, que la cantante decide crear su propio sello discográfico llamado Benson. Sus siguientes cuatro discos serían grabados bajo este sello: Maestra de Maestra...!(BLP-1256), La Grande de América (BLP-1257), Vete Ya (BLP-1258) y La Doña (BLP-1259). Es por esta época que Blanca Rosa, ya divorciada de su primer marido, se casa con Antonio Figueroa. Figueroa era un puertorriqueño que había iniciado el Fan Club de Blanca Rosa Gil en Puerto Rico varios años antes. Luego conoce a la cantante y finalmente comienza a trabajar para ella. La relación profesional derivó en una atracción romántica que terminó en matrimonio en 1972.


En 1974 graba un lanzamiento en el sello Fania/Internacional, Punto Final… Y Hacia Adelante (Fania/internacional 451) y Sigo Siendo Reina (LOBO 1003) en el sello Lobo en 1976.



Se retira y luego vuelve al escenario

En 1979, lanzó un álbum homónimo, Blanca Rosa Gil, en el sello Liznel (Liznel 1389). Este sería el último disco que grabaría antes de decidir retirarse de la profesión musical y dedicar el resto de su vida a su fe religiosa. Ella juró solamente cantar desde ese momento en adelante para la gloria de Dios. Casi dos décadas después de estar jubilada, le pidieron que participara en una recaudación de fondos para su amiga Blanquita Amaro, otra celebridad cubana. No sabía si volver al escenario o no, incluso si era por una buena causa. Dijo en una entrevista que oró a Dios por una señal que le permitiera saber que tenía sus bendiciones. Con las bendiciones del Señor, Blanca Rosa regresó al escenario para ese evento y actuó unas cuantas veces más durante los próximos años en Miami y Puerto Rico. Eventualmente lanzó su último álbum hasta la fecha en 2009, Ayer y Hoy. En este disco estuvo acompañada por un cuarteto de músicos, Los Montemar.